El ácido oleico en el aceite de oliva

El ácido oleico es un producto que podemos encontrar en muchas fuentes: las aceitunas, el aguacate, el aceite de semillas de uva e incluso la carne de cerdo. Sin embargo, se trata de un producto ligado sobre todo al aceite de oliva. Pero, ¿qué es y para qué sirve?

Olive-oilEl ácido oleico es una clase de grasa monoinsaturada que se encuentra, sobre todo aunque de manera no exclusiva, en los aceites vegetales. En su estado natural es un líquido de contextura oleosa e incolora, que sin embargo se torna de tono amarillento o café, o un color intermedio entre ambos, cuando entra en contacto con el aire. Lo podemos encontrar en la mayoría de los aceites y grasas naturales, pero varían sus proporciones. De esta forma, en el aceite de oliva la concentración es la mayor de todos los aceites naturales conocidos, y va del setenta al setenta y cinco por ciento; en el aguacate la concentración es también alta y se sitúa en torno al setenta por ciento; el aceite de semilla de uvas lo contiene en torno al quince o el veinte por ciento; el aceite de girasol convencional lo tiene en un 35%, aunque hay variedades especialmente denominadas como “alto-oleico” en las que está en un ochenta por ciento. El aceite de oliva se configura así como la fuente directa más rica en ácido oleico, en especial en las variedades de aceite de oliva virgen y de aceite de oliva virgen extra.

Los beneficios para la salud

El ácido oleico es recomendado en la dieta sobre todo por los efectos beneficiosos que tiene para la salud desde el punto de vista hepático y cardiovascular. Entre otros beneficios, aumenta nuestra concentración del llamado “colesterol bueno” o HDL, y reduce la del “colesterol malo” o LDL en la sangre. Esto tiene una muy importante consecuencia beneficiosa sobre nuestro sistema vascular y el corazón. Consumiendo ácido oleico, lograremos disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

En lo referente al hígado, se ha demostrado que el ácido oleico posee efectos muy beneficiosos sobre la salud hepática. Entre otras ventajas, ayuda a prevenir la formación de los cálculos biliares.

Según un estudio llevado a cabo por el Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Carlos Haya (Málaga), el ácido oleico nos ayuda también mantener un peso corporal deseable. Esto es debido a que este tipo de ácido graso interviene en nuestro organismo regularon el metabolismo de los lípidos y ayudando a mentener el equilibrio del peso corporal.

Otras ventajas del consumo de ácido oleico

Uno de los principales puntos a favor de los aceites que tienen en su composición ácido oleico es la culinaria. Así, los aceites que poseen este lípido resistirán de forma excelente las altas temperaturas que se dan cuando freímos, lo que los convirte en los productos más deseables a la hora de cocinar. Serán, además, más estables, descomponiéndose de forma mucho más lenta y con una importante ventaja para aquellos que quieren regular su peso: imprengarán mucho menos de grasa los alimentos que frían, de forma que estos serán menos calóricos. Todas estas ventajas las posee el aceite de oliva, haciendo que sea recomentable cocinar con él cuando se pueda.

Además de su uso en la dieta, el ácido oleico ha sido empleado en otras funciones. Entre las finalidades que se le da en el mundo moderno están la fabricación de jabones y de cosméticos, la limpieza de metales y la industria textil.

Hay que tener en cuenta que, aunque el ácido oleico es una grasa de muy buena calidad, dentro de nuestra alimentación debemos regular la dieta para consumir lípidos en proporciones pequeñas. De este modo, las recomendaciones diarias de consumo de aceite de oliva se pueden cumplir con dos cucharadas.

Comments are closed.